Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Kora, peña !!
Vie Mar 09, 2012 6:00 pm por T-rot

» Hola a todo el mundo
Miér Dic 21, 2011 2:41 am por Rakuray

» FAQ del foro (o preguntas mas comunes)
Vie Jul 08, 2011 10:51 pm por Gintoki

» Sistema de poder
Miér Jul 06, 2011 9:59 pm por Gintoki

» Registro de PBs.
Dom Jun 19, 2011 3:55 pm por Pein

» Ficha de pein
Dom Jun 19, 2011 3:46 pm por Pein

» En direccion a Syrup
Sáb Jun 18, 2011 5:05 pm por Roy Mustang

» Roy Mustang
Sáb Jun 18, 2011 2:21 pm por Roy Mustang

» Presenciando la caída del Rey
Lun Jun 13, 2011 5:33 pm por Kailyn F. Lawson

Compañeros
One Piece Story
One Piece Story


Bleach Final Judgement

kuroshitsuji Rol
Rol Kuroshitsuji


Cuentos de Noreth

Al día siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Al día siguiente

Mensaje por sicarius el Dom Mayo 22, 2011 8:57 am

No había podido dormir mucho esa noche. Algo lo había estado molestando, seguramente el hecho de tener que viajar y no saber para donde ir. No había planeado tener que irse tan rápidamente, pero no le quedaba otra opción, no quería tener problemas con los marines. Solo le interesaba la investigación histórica, no los combates. De todos modos, ese nuevo día que comenzaba, lo hacía con un gran número de embarcaciones en el puerto. De todos los tamaños y profesiones. No era común ver tantos mercantes, barcos de pasajeros y pesqueros juntos en ese puerto. Especialmente los barcos de pasajeros y tantos. No solo eso, parecía haber un gran revuelo en el lugar, aunque ignoraba el motivo de todo esto. Comenzó por deambular sin rumbo por el puerto, de un lado al otro, viendo las actividades que realizaban los marineros y buscando a alguien que no pareciese un matón, para poder entablar conversación y conseguir un lugar en algún barco por poco dinero o, si era posible, gratis. Aunque, tampoco le importaba si tenía que trabajar durante el viaje, ya había hecho trabajos como marinero para sostenerse en el pasado, por lo que no veía inconvenientes.

Pasadas un par de horas, todavía no había encontrado nada que valiera la pena, ni entre la gente, ni entre los barcos. Los de pasajeros parecían cobrar bastante dinero y estaban todos dirigidos hacia Loguetown. Los pesqueros eran locales, por lo que no iban a ir a otras islas y los mercantes, en su mayoría, estaban también sirviendo de barco de pasajeros, con el mismo destino que los primeros. Muchos de ellos estaban haciendo escala y, por lo que escuchó decir a un muchacho, ya llevaban un par de días navegando para ese entonces. Algo debía de estar pasando en aquella isla, algo muy importante. Sin dudarlo se aproximó a un guardia de la marina para consultar acerca del suceso. Lo primero que recibió fue una mirada de sorpresa, luego un breve suspiro de molestia y, al fin, una explicación. Resultaba ser que el famoso pirata Gold D. Roger iba a ser ejecutado en Loguetown. Una ejecución pública por sus crímenes contra el gobierno mundial y la marina, aunque Sicarius sabía lo que eso significaba realmente. Solo lo ejecutaban públicamente para dar un ejemplo, un mensaje de miedo hacia los que se oponen a la marina y al Gobierno Mundial. Siempre olvidándose de los crímenes que ellos mismo cometieron y siguen cometiendo a diario, como bien lo ejemplificaba el puente de la isla en la que estaba, construído gracias al trabajo esclavo de individuos con ideas diferentes.

Agradeció al hombre que le brindó información y se dirigió hacia un extremo del muelle, donde tenía a la vista todo el mar, sin barcos que bloquearan su vista. Miró unos momentos en dirección a Loguetown, aunque no pudiese ver el lugar por la distancia que lo separaba. Gold D Roger no podía ser tan malvado como el gobierno decía que era, de otro modo habrían desaparecido ya muchas islas con sus poblados a causa de este hombre. Era obvio a donde debía dirigirse, aunque fuera solo para presencia el inicio de una nueva era. Estaba seguro de que el mensaje tendría una gran importancia en los individuos de todo el mundo, también sabía que no podría hacer nada para impedir el asesinato de esa persona, pero al menos podría presenciarlo para poder conservar la historia, el mito del hombre y poder algún día narrar los acontecimientos que ocurrieran posteriormente. Así se quedó un rato, con la mirada perdida en el mar y su lanza fuertemente agarrada con ambas manos, invadido de un gran odio hacia aquel Gobierno Mundial y su monopolio de la violencia.
avatar
sicarius
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 25
Localización : Right behind your back

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por Kirtash Nightmare el Dom Mayo 22, 2011 11:21 am

Había amanecido. Los primero rayos de Sol se colaban entre las rendijas de unas persianas medio rotas y caídas en unas ventanas sucias y llenas de moho, pertenecientes a una habitación para nada bien cuidada, que rellenaba a duras penas los requisitos para ser alquilada. Kirtash estaba tumbada en la cama, acabada de despertarse tras pasar una noche durmiendo como hacía tiempo que no dormía. Antes de acostarse había lavado su ropa y la dejó secar, para tenerla decente durante los días siguientes, mientras que había dormido sin ropa, pasando frío ya que lo único que tenía para taparse era una sábana blanca y delgada. Ahora, despierta, observaba el techo abrazada a una almohada que tenía aspecto de haber sido muy usada, dejando su mente en blanco tras darle muchas vueltas a una cuestión que tenía en mente, a la que su solución era algo impropio de la chica, pero que conseguiría satisfacer su curiosidad y ganas de correr el riesgo. El hecho de aceptar la propuesta de ayer era como una aventura nueva para ella, y acabó por decidir aceptarla. Si le acababa pasando algo malo, tendría el reto de salir de ello. Lo veía algo sencillo… en el caso de que pasase algo, claro. Soltó un ligero suspiro, y se levantó, comenzando a vestirse para abandonar la habitación. Justo cuando llegó al mostrador, intentó escabullirse sin pagar, pero por muy viejo y gastado que fuera el lugar, la vigilancia del dueño era algo que nadie podía quitarle, así que sus planes se vieron frustrados sin una vía de escape – ni siquiera una mísera ventana en algún baño – por lo que fingió normalidad y se acercó para pagar. Al menos era barato.

Al salir a la calle pudo comprobar cómo era una calle de aquel lugar en plena acción, con más gente que el día anterior por las calles, transportando cosas o sencillamente dando un paseo matutino. Kirtash se reajustó la bandana en la cabeza, no solo tapando sus cuernos, sino que además disimulaba mejor que el día anterior las pequeñas elevaciones que se formaban, de forma que era complicado imaginar lo que podría haber ahí abajo. Con eso, comenzó a andar, recordando el camino que había hecho el día anterior bajo la oscuridad para llegar al lugar, retrocediendo hasta su punto de partida: El puerto. Estaba lleno de gente, como era de esperarse, pero en una cantidad mayor que en las calles normales, por lo que el caminar se dificultaba de tal forma… que Kirtash siempre era embestida por alguien, o tropezaba con la gente a su alrededor, e incluso la atropellaban con los carros los que lo llevaban. Estaba harta, y tenía ganas de pegarle cuatro gritos al próximo que chocase con ella, pero se guardó su genio y optó por ir a un sitio no tan poblado, buscando a Sicarius, si es que realmente estaría allí sobre esas horas… y no la había engañado. Si ese fuera el caso, tampoco importaba mucho, o eso pensaba ella, pero la realidad era que si llegase a pasas el enfado que tendría sería enorme, y sería capaz de buscarle por toda la ciudad para golpearlo hasta la muerte, solo por el hecho de engañarla y darle falsas ilusiones de futuro. Esos pensamientos agresivos que se le ocurrían, eran causa de la irritación que le causaba el enorme gentío, sin ese factor, estaría más calmada y no pensaría en golpear a nadie.

Paseando ahora por una zona menos poblada, y también libre de barcos, se dedicaba a buscar con la mirada mientras se preguntaba la razón del revuelo que se montaba. Y haciendo esas cosas a la vez no se daba cuenta que iba directamente a chocarse con alguien, hasta que fue demasiado tarde y del impacto por la seguridad de sus pasos se echase hacia atrás, hasta caerse
. – Tsk, mataku (joder)… ¿no puedes mirar por dond…? – En realidad la culpa había sido suya, era ella la que estaba distraída y moviéndose de forma rápida, pero estaba inexplicablemente de mal humor… hasta ese momento, en el que se quedó a mitad de la frase, elevada de tono, cuando descubrió quién era. – Lo siento, culpa mía… ^^ – Dijo con una voz más suave, calmada ya del todo mientras se ponía en pie, sacudiendo su ropa por si se había manchado en el suelo. Clavó la vista al suelo, sin decir nada, como si se hubiera ido, hasta que se le ocurrió hablar. – ¿Cómo hay tanta gente? – Claramente, no iba a sacar el tema de su razón por estar donde estaba en esos momentos, actuaba con completa naturalidad.
avatar
Kirtash Nightmare
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 22
Localización : Beyond this people ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por sicarius el Dom Mayo 22, 2011 12:35 pm

Estando perdido en sus pensamientos, alguien se chocó contra él. Le molestaba mucho que lo sacaran de sus cavilaciones y más aún cuando era de forma tan violenta, pero no pudo enojarse al ver quién había sido responable del choque. Se trataba de la chica que había conocido en el bar la noche anterior, Kirtash. Le sonrío amistosamente y la ayudó a levantarse. Le sacó un poco de polvo que había quedado en su brazo y dejó escapar una pequeña risa al ver la corrección que había hecho la chica al darse cuenta de que se había encontrado con un conocido.

-Está bien, es mi culpa por estar en medio del camino. No te lastimaste... ¿No? - Sin embargo, de forma casi simultánea Kirtash le hizo una pregunta que lo hizo volver a su estado de seriedad previo a la llegada de la joven. La misma pregunta que él mismo se había hecho y cuya respuesta lo había puesto de mal humor. - ¿Alguna vez escuchaste hablar de Gold D. Roger? Es el pirata más famoso del Mundo y el más fuerte. El primero que conseguir navegar por todo el Grand Line y el mayor enemigo de la marina y el Gobierno Mundial. Fue encarcelado hace poco y en pocos días será su ejecución en Loguetown. Toda esta gente debe estar dirigiéndose hacia allá para presenciar el acto. El único que pudo oponerse al Gobierno Mundial y a sus esbirros es ahora apresado y ejecutado públicamente, cuando sus captores son en realidad son peores que él y aquel hombre no es más que una víctima más de los caprichos de... - Hizo una pausa al notar que la intensidad de sus palabras aumentaban, así como su tono. La gente que lo rodeaba comenzaba a observarlo y sería malo que un marine lo oyera y tratara de arrestarlo. Aunque lo que menos le gustaba era mostrar su lado negativo a Kirtash, aunque no sabía por qué motivo. Solía ser él mismo independientemente de con quién se encontrara, pero esta vez parecía ser diferente. De todos modos prefirió cambiar de tema y retomar su idea inicial. - Voy a ir a Loguetown para presenciar la ejecución y ver su desenvolvimiento. Siempre quise ver los cambios históricos y esto va a marcar una nueva era en la historia del mundo. ¿Te gustaría acompañarme? - Hizo una pausa muy breve, al tiempo que se concentraba en conseguir un tono de voz relativamente pícaro, pero al mismo tiempo chistoso. - Sé que suena raro para una primera cita... pero me gustaría que vinieras -

Terminó su frase con una sonrisa y guiñándole el ojo. Mientras esperaba la respuesta de la chica, se puso a buscar un barco medianamente decente donde poder viajar. Tal vez debería pagar los pasajes o trabajar para poder estar en el transporte, pero poco le importaba. Sería interesante que la chica le dijera que sí y así poder seguir hablando con ella. Había algo en Kirtash que le agradaba, aunque no sabía qué era.
avatar
sicarius
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 25
Localización : Right behind your back

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por Kirtash Nightmare el Dom Mayo 22, 2011 1:30 pm

A la chica la tomó por sorpresa aquella respuesta. Claro que conocía a Gold Roger, y jamás se hubiera imaginado que el mismísimo Rey de los Piratas hubiera caído en las garras de los Marines. No lo expresó en alto, pero le desagrada aquella noticia, desde pequeña había admirado de alguna manera a ese hombre, que luchaba contra los que le oprimían y llevaba todo con una aparente facilidad… y que, había logrado lo inlograble. Siguió escuchando al peliazul, que cada vez ponía más emoción y enfado en sus palabras, y cuando este hizo una pausa callándose el resto, la pelirroja le puso una mano en el hombro, como diciendo que le apoyaba, mientras asentía con la cabeza… pero sin poder sonreír. Y cuando Sicarius formuló aquella pregunta, Kirtash no pudo contener una especie de énfasis en su respuesta. – ¡Claro que voy! – No podía perderse aquel evento, quería ver en persona a aquel pirata que tanto le gustaba, aunque fuera en sus últimos segundos. Estaba convencida de que saldría de ahí, puede que hubiese muchos marines, seguridad, y demás… pero, era el rey de los piratas, algún as bajo la manga debería de tener, ¿no?

Tras la nueva pausa, las palabras del chico volvieron a sorprenderla, provocando de nuevo el ligero rubor de sus mejillas.
– ¡Deja las bromas! >.< – Comentó entre dientes, realmente picada por él y un poco rabiosa, dejando que se le notase, aunque al ver la sonrisa y el guiño, cruzó los brazos con un chasquido, de la misma manera que había hecho en el bar el día anterior. Cuando ya se le había pasado, se fijó en que el muchacho buscaba con la mirada lo que ella dedujo que era algún barco en el que viajar, pero casi se había quedado sin dinero y necesitaba robárselo a alguien, a parte de que no permitiría que la invitase de nuevo; si fuera cualquier le daría igual, pero siendo él no quería. ¿Tiene alguna razón? No, pero no le daba la gana, así de sencillo. Se le ocurrió sugerir lo que ella hacía siempre, pero tenía miedo de que Sicarius la delatase, o algo por el estilo, si le contaba que…
“Espera Kirtash, ¿en serio te importa lo que piense de ti?” Movió al cabeza hacia los lados, como quitándose esas ideas de ella. – Si buscas forma de viajar… se me da bien colarme por los barcos. Si lo hacemos bien, viajaremos sin pagar. Lo malo es que será complicado conseguir dormir bien, agua, e incluso comida. Más o menos me apaño, así que podría conseguirlo para los dos… – Se calló de pronto, agachando la mirada víctima de nuevo por el rubor sin sentido. Ahora estaba irritada consigo misma, y empezó a morderse el labio inferior por ello. – Solo… quería sugerir una idea fácil… ^////^ – Otra vez esa sonrisa dulce que salía sin explicación ninguna, que fue acompañada por una mano de Kirtash jugueteando con uno de los mechones de cabello que caían por delante de su rostro.
avatar
Kirtash Nightmare
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 22
Localización : Beyond this people ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por sicarius el Lun Mayo 23, 2011 12:40 pm

Sonrío cariñosamente al ver la forma en la que Kirtash se sonrojaba después de dar una idea bastante interesante, teniendo en cuenta que, por lo visto, ninguno llevaba dinero encima. - Está bien, no hace falta que pongamos en riesgo nuestra salud. Voy a conseguir algún trabajo temporal como marinero para pagar el viaje de ambos en algún barco. De todos modos habría tenido que hacerlo... - Mientras le respondía, su mirada nuevamente se enfocaba en los barcos y en la tripulación que descendía de los mismos, esperando ver al típico empleador de los barcos en busca de algún nuevo marinero. - Vení, creo que encontré algo - Sin pensarlo, tomó la mano de la chica y la llevó consigo hasta lo que parecía ser un barco mercante de buen tamaño que estaba siendo empleado como barco de tripulantes. En el muelle había un hombre con una libreta, armado con un sable y una pistola, y parecía estar hablando con distintos hombres, como si quisiera reclutarlos.

- Veo que está reclutando marineros. Me gustaría apuntarme... - Aquel hombre se sorprendió por la forma en la que el peliazul había iniciado la conversación, de hecho lo había tomado completamente por sorpresa. Tal vez de modo inconsciente, o tal vez no, había llevado su mano a la pistola, aunque no había conseguido retirarla de sus ropas ¿Qué sabe hacer y cuánto pide? - Una habitación para la señorita... - Hizo un gesto señalando a Kirtash, a quien todavía seguía tomando de la mano, aunque ni se había dado cuenta. - ... y para mí. Eso y la comida hasta llegar a Loguetown. Salvo cocinar, estoy dispuesto a hacer lo que necesite que haga...aunque si debo cocinar también, con gusto voy a hacerlo. -

El hombre lo miró por unos instantes y luego fijó su vista en la chica. La miró de arriba a abajo, dejando bien en claro lo baboso que era y lo necesitado que se encontraba después de haber estado en el mar. Una sonrisa un tanto vulgar se comenzó a dibujar en su rostro cuando de golpe su vista fue tapada por Sicarius y algo filoso tocó su cabeza.

- Está hablando conmigo y no me gustan las faltas de respeto... - Un rápido movimiento de la lanza la había posicionado justo sobre la cabeza del marinero y amenazaba con cortar su cabeza en dos. Por algún motivo ese comportamiento del tipo lo había molestado más de lo acostumbrado, pero no molestó en pensar en ello. En ese momento soltó a Kirtash y extendió su mano hacia el hombre - ¿Trato hecho? - Tras un segundo de pensamiento el hombre introdujo su mano en un bolsillo y extrajo un llave. Asintió con la cabeza y entregó el elemento al peliazul. - Perfecto, un gusto trabajar con usted me llamo Sicarius... - Le sonrió al hombre al tiempo que aproximó un poco más su rostro - Espero que no se repita. - Le dijo en voz muy baja antes de darse vuelta para mostrar la llave a la pelirrosada y comenzar a subir hacia el barco, esperando que ella lo siguiera.

El camarote que les habían dado era bastante chico. Una cama y apenas espacio para que alguien se acostara en el piso a lo largo. Por lo menos estaba bastante limpia y la cama parecía decente. Al entrar, dejó su lanza contra la pared más cercana y se sentó al lado de la misma. - Bueno...la cama es tuya. Ahora solo queda esperar a que zarpemos. - Le dedicó una cálida sonrisa y apoyó su cabeza contra la pared, mirando hacia el techo, esperando a que alguien golpeara la puerta para llamarlo al trabajo, cosa que seguramente sería pronto.
avatar
sicarius
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 25
Localización : Right behind your back

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por Kirtash Nightmare el Mar Mayo 24, 2011 9:44 am

Kirtash bajó un poco la cabeza a causa del Sol mañanero que se le clavaba molestamente en los ojos, y volvía su pelo más rosado que rojo, mientras estaba escuchando la idea del peliazul. Sí, quizás la idea de trabajar sería mucho mejor que la de robar, pero Kirtash nunca había hecho algo así y no sabría si se le daría bien. Estaba a punto de abrir la boca solo para contárselo – al menos así podría llegar a enseñarle, o algo por el estilo – pero él la había agarrado de la mano y guiado hasta un hombre, con el que no tardaría en entablar conversación. La chica aún no podía reaccionar, y miraba sus manos de reojo, como si fuera la primera vez que la agarraban de ella… aunque, esa comparación no estaba muy alejada de la realidad. Durante toda la conversación que Sicarius estaba manteniendo con aquel hombre, la muchacha estaba algo ausente, como si le diera vueltas a algún tipo de pensamiento que le rondaba por la cabeza, aunque eran más bien planes o visualizaciones de futuro. Algo que nunca se había parado a plantear antes, el después. Después de ver aquel evento con el Rey de los Piratas como protagonista, ¿qué haría? Desde hacía varios años se le había ocurrido el ser una pirata, ese estilo de vida era el que más le pegaba a Kirtash… pero nunca se había atrevido a ir más allá de ensoñaciones, quizás por la parte que tocaba el unirse/buscar una tripulación. En relaciones públicas, era toda una inexperta…

Por fin volvía a la realidad, cuando sintió que la mano de Sicarius se soltaba de la suya, a tiempo de ver como ellos se estrechaban la mano y el peliazul se le acercaba para… lo que Kirtash pensó, decirle algo más en privado. Achinó los ojos con ello, volviendo a su lado desconfiado… pero duró unos segundos, ya que por alguna extraña razón a estas alturas de la historia le era muy complicado desconfiar del chico, algo raro en ella e incluso molesto para sí misma, pero tenía que aceptar la realidad. Cuando ella vio la llave, siguió al chico pasando completamente del que acababa de darles una habitación en el barco, hasta el lugar que iban a ocupar durante todo el viaje. Nada más entrar, fue casi corriendo hasta la cama, en la cual no dudó en tirarse aferrando fuertemente la almohada. Solo salió de esa “comodidad” cuando escuchó nuevamente la voz del chico
.

– No. – Dijo al fin, protestando, tras todo aquel tiempo callada, lo cual era raro en ella no quejarse de algo en tanto tiempo. Y se dio cuenta, que mientras había estado ausente en sus pensamientos, el peliazul había conseguido trabajo solamente para él mismo. – No veo justo todo esto. Me ayudaste ayer y me ayudaste hoy. Conseguiste este cuarto en el navío y comida, a cambio de trabajo. Dormirás tú en la cama, que después de… trabajar… – Soltó esa palabra casi con dificultad. – …estarás cansado. Yo puedo dormir tranquilamente en el suelo, con una sábana, estoy acostumbrada, o… aquí mismo, en este armario. (?) – Dijo, acercándose al único que poseía la habitación, lo suficientemente amplio como para meter un cuerpo dentro sin necesidad de contorsionismo. Tras lo dicho, se giró para mirarlo sentado en el suelo, cruzando nuevamente sus brazos sobre el pecho, como si de esa forma pusiera más seriedad y dureza en sus palabras. Estaba convencida, y le parecía justo. Ella podría llegar a aprovecharse y de robar a varias personas, pero no podía con alguien que la había ayudado. Si hacía falta, se pondría a trabajar ella también, aunque estaba convencida de que agotaría la paciencia de todos los marineros de este barco si tuviera que hacer que la enseñasen a ello. Ese pensamiento casi provocó que sonriera de forma maliciosa, pero contuvo la sonrisa, mirando fijamente a Sicarius.
avatar
Kirtash Nightmare
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 22
Localización : Beyond this people ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por sicarius el Mar Mayo 24, 2011 6:24 pm

Sicarius levantó la cabeza un poco sorprendido por la negativa de Kirtash. Era común que el hombre durmiera en el suelo o en cualquier otro lugar, mientras que la mujer siempre se quedaba con la cama, al menos en este tipo de situaciones. Sin embargo, al oír la idea de la joven, no pudo evitar sonreír ligeramente. No sabía por qué, tal vez porque no esperaba esa reacción de parte suya o porque la chica había demostrado que él le importaba, aunque sea lo suficiente como para mentener un mínimo de igualdad. Se quedó mirándola unos instantes mientras pensaba como responder. De ninguna manera acapararía la cama para él, eso estaba descartado, pero no veía otra solución. Al menos no una que la chica fuera a aceptar, puesto que la otra opción era compartir la cama. Y, si bien a él no le importaba en lo absoluto, seguramente a ella le molestaría la mera propuesta. Sin embargo, tras pensar unos instantes, llegó a la respuesta que estaba esperando. Aunque antes de darla una pequeña sonrisa maliciosa se formó en su cara...iba a gastarle otra pequeña bromita.

- No puedo dejar que duermas vos en el piso. - Se paró lentamente y se acercó a la chica, mientras la miraba a los ojos. - Como caballero que soy y con lo bien que me caíste no puedo dejarte pasar por eso... - Su mano derecha rozó el dorso de la mano izquierda de Kirtash de forma intencional, como si la fuese a tomar por la mano, al tiempo que su voz se iba haciendo cada vez más suave. Era como si estuviese por proponerle algo, aunque en realidad no era así, solo quería hacerla enojar un poco. Le gustaba lo linda que se veía cuando estaba seria. -y vos no querés que yo duerma en el piso tampoco... - Hizo otra pausa para acercarse a la cama y sentarse a los pies de la misma. Volvió a mirar fijo a la pelirrosada mientras con su mano izquierda aprolijaba la parte de la cama que estaba a su lado, como si la invitara a sentarse a su lado - Lo único que quedaría es compartir la cama. - Hizo silencio unos momentos, aunque atento al momento en que la chica estuviese a punto de reaccionar para hacer la aclaración. Esta pequeña actuación fue acompañada de una mirada rápida, pícara y para nada disimulada al cuerpo de la chica. - Yo duermo hoy en ella, mañana vos...y así hasta llegar a nuestro destino. ¿Qué te parece? -

Cambió la voz y se levantó de la cama. No pudo contener la risa que le causó la situación. Parecía más un chico que un adulto, aunque en parte era así. Cuando se sentía cómodo con alguien solamente podía ser de esta forma y estar tan relajado y, por algún motivo, esa chica le daba confianza y cada vez le tenía más aprecio, aunque no dejaba de parecerle raro. También era cierto que estaba un poco nervioso, no era la primera vez que estaba con una chica en una habitación, pero si la primera en la que no estaba seguro de como reaccionar, en parte a eso se debían también sus bromas. Era una forma inconsciente a la que recurría para esconder un sentimiento que ni él sabía de qué se trataba.
avatar
sicarius
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 25
Localización : Right behind your back

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por Kirtash Nightmare el Miér Mayo 25, 2011 10:38 am

Al notar que el chico tardaba en responder a la sugerencia, Kirtash pensó que había ganado la batalla… o que él estaba rebuscando alguna alternativa, pero con lo obstinada que ella podía llegar a ser, dudaba de que hubiera otra solución para aquel pequeño bache en el viaje. Al poco rato, el muchacho retomó la discusión, y Kirtash lo escuchaba sin intervenir, al menos por el momento. Mientras se acercaba a ella, decía que le había caído bien… algo que por extraño que le resultase a la pelirrosa, la había tranquilizado, o al menos había calmado las paranoias que hace unas horas se había formado en su cabeza. Cuando notó que sus manos se rozaban, y que el peliazul estaba hablándola tan cerca, la primera reacción que tuvo fue la de apartarse casi corriendo, de un salto, pero al estar escuchándole mirando fijamente sus ojos, se quedó, esperando a que terminase o al menos saber lo que pretendía. Fue cuestión de segundos que se volviese a separar, y ella casi suspiró de alivio.

“Imbécil” Se dijo a sí misma, girando para escucharle. Vio como casi la invitaba a que se sentara a su lado, y ella estaba caminando hacia el sitio, pero lentamente, y justo cuando estaba a punto de sentarse… escuchó el resto de la propuesta. Se quedó quieta en el sitio, parpadeando incrédula y sin saber qué decir, era como si fuese una muñeca de porcelana, completamente inmóvil. Antes de que se le ocurriera pensar si quiera de que le veía sentido a esa solución aunque era un poco extremista, la mirada de Sicarius junto con la verdadera propuesta salieron a la luz. Kirtash no pudo evitarlo, y se mordió los labios de pura rabia mientras él pasaba por su lado alejándose un poco de la cama mientras soltaba unas risotadas.
– Imbécil. – Dijo ahora en voz alta, pero no para ella. Volvió a encararle, y fue directamente hacia él agarrando la ropa por la parte de la espalda, y comenzó a zarandearle. – Odio tus bromas. ¡Nyu! – Soltó casi en voz alta, dejando a un lado ese susurrar lejano que siempre tenía. Con esas palabras, apoyó su cabeza en la espalda de él casi como si le estuviera golpeando con ella – pero no con los cuernos – y mantuvo esa postura hasta que se dio cuenta de que le estaba agarrando, por lo que se separó ruborizada. No le gustaba el contacto con otro ser humano, o más bien, le daba algo de pánico. Si fuera para golpear a alguien no le importaría, pero como lo que acababa de hacer era tan solo un golpe que podría calificarse como “cariñoso con rabia”, le costaba acostumbrarse.

Cuando se tranquilizó, cayó en la cuenta de que, aunque a medias, el chico había aceptado su propuesta de dormir él en la cama, aunque fueran por turnos. Eso hizo que su rostro enfadado pasara a serio nuevamente, y de ahí a mirarle y mostrar una sonrisa
. – Me parece óptimo^^ – Contestó al fin. Lo primero que hizo fue quitarse las zapatillas hasta quedarse descalza, y de ahí fue directamente al armario para sacar las sábanas de repuesto que en todas las habitaciones debía de haber. Con todo un montón de ellas que había, e incluso con otra almohada que estaba por ahí guardada, fue hasta una de las esquinas de la habitación, donde apoyó la almohada contra la pared y las telas en el suelo, construyendo su propio nido. – Una solución perfecta. – Se giró de nuevo al chico. – Y si te resulta cómoda la cama… no me importaría cederte mi turno mañana… – Finalizó, fingiendo un aire altivo en sus palabras, y de paso intentar volver a salirse con la suya del todo, para luego reírse por primera vez, de una forma un tanto extraña e incluso seca, pero al fin y al cabo una risa… todo, aún girada, dándole la espalda al peliazul. Parecía ser que Sicarius era bastante contagioso, aunque Kirtash nunca podría llegar a un nivel de bromas tan alto.
avatar
Kirtash Nightmare
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 22
Localización : Beyond this people ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por sicarius el Miér Mayo 25, 2011 5:31 pm

De repente sintió que algo golpeaba contra su espalda. Se trataba de Kirtash, que parecía haberse molestado con la broma. Sin embargos, era un "golpe" poco serio, sin fuerza, más destinado a demostrar un poco el enojo que a otra cosa. Lo que sí llamó la atención del muchacho fue el comentario de la joven, de que odiaba sus bromas. No podía culparla puesto que estaba siendo un poco pesado, había que admitirlo, pero era innevitable para él. Era la primera vez que se sentía así. Tal vez fuera porque le quería agradar o simplemente porque quería ver su sonrisa. Era hermosa estando seria, pero pensaba que riendo se vería mejor. Y, por suerte, pudo verla sonreír, aunque por un pequeño período de tiempo. Fue un vistazo fugaz pero suficiente. Con eso estaba satisfecho por el momento. Él también sonrió, aunque lo hizo cuando la chica ya no podía verlo. Sentía que se había ruborizado ligeramente, aunque no sabía por qué, asique mejor era evitar que ella lo viera, le daba un poco de vergüenza que lo vieran ruborizado. Iba a retirarse de la habitación para ir a buscar algo que hacer cuando escuchó nuevamente a su compañera. Seguía con la intención de dejarle la cama para él solo aunque había aceptado el trato. Ante esto, Sicarius se le acercó aprovechando que ella estaba mirando exactamente hacia el lado opuesto. Antes de que ella se diera la vuelta, él colocó ambas manos sobre los hombros de la chica, no para agarrarla, solamente estaba posándolas apenas. No era necesario responder a lo que ella le había dicho, pero sí iba a tener que pagar el precio por insistir. Aproximó sus labios al oído de la joven y en voz baja y muy suavemente comenzó a hablar.

- Tenés una linda sonrisa, deberías sonreír más seguido. - Adelantó un poco más el rostro y besó la mejilla de la joven rápidamente antes de soltarla y encaminarse hacia la puerta. - Pero bueno, si no te gustan mis bromas entonces no voy a hacer más de ellas...la propuesta de recién la próxima te la voy a hacer en serio... - Acto seguido, salió de la habitación y, tras cerrar la puerta se quedó del otro lado en vez de irse. Voy a buscar algo que hacer, después hablamos. -

Sin embargo no se fue en el momento. Se quedó unos momentos más para escuchar por si la chica tuviese algo que decir y, de paso, para calmarse un poco él mismo. Se había ruborizado un poco más, aunque por suerte nadie estaba cerca para verlo. No sabía por qué, pero esa reacción no la sentía tan falsa como solían ser sus acciones cuando se refería a las bromas. Solía hacer las cosas sabiendo perfectamente que era todo una actuación, sin embargo ahora no estaba del todo seguro. - ¿Qué fue eso último? Mejor que me despeje un poco antes de que suelte alguna otra cosa rara... no me sorprendería que no me dejara entrar cuando quiera volver... -



OFF: feo post, perdón.
avatar
sicarius
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 25
Localización : Right behind your back

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por Kirtash Nightmare el Jue Mayo 26, 2011 1:37 pm

Kirtash pudo sentir como un escalofrío recorría su cuerpo cuando las manos del chico se posaron en sus hombros. Se había quedado completamente inmóvil, casi con miedo de moverse un centímetro, mientras le escuchaba. De paso, comprendía que era natural en el chico el hacer bromas, aunque ella no estuviera familiarizada con ellas, y no sabía como encajarlas. De la misma manera que tampoco sabía como encajar el beso en la mejilla que acababa de recibir, que por casualidad había salido del shock para escuchar como salía del cuarto para trabajar. Kirtash se había quedado quieta en el sitio y sin reaccionar, ni siquiera le había contestado antes de que saliese. Su rostro tenía una expresión parecida a como si le hubieran puesto ácido en la cara, pero no de asco, sino de sorpresa. Cuando ya había parpadeado, empezó a ponerse tan rosa como su pelo, hasta tal punto de con un acto reflejo tirarse en la cama, agarrar la almohada, y estrecharla contra ella tapando su rostro con ella. Mientras, pensaba, en lo que le había dicho Sicarius antes de irse.

“¿Qué propuesta quiere hacerme?” Pensó, incorporándose lo justo como para quedar sentada, sin soltar la almohada. “Piensa Kirtash, os acabáis de conocer, y vais a ver la ejecución de una persona muy importante. Así que, tal vez, lo que quiere es comentar la manera de llegar hasta ahí. No seas estúpida, ya estáis yendo allí. Pues, querrá sabre lo que harás después, cual es tu destino… No tengo destino. No puede ser otra cosa, nos acabamos de conocer, y más o menos nos aguantamos, ¿no? Seguro que es eso…” Consiguió salir ya de la cama, sin prestar atención a que estaba un poco deshecha, y se le ocurrió darse un baño. En ese momento tiró la bandana que recubría su cabeza, tapando los cuernos, dejándolos completamente al descubierto, para luego tirar su ropa de cualquier manera por la habitación, posar sus armas en la cama, e irse al baño, por una puertecilla al otro lado de la habitación, al lado de la de entrada/salida. Como era de esperarse, era un baño cutre a juego con la pequeña habitación. Solo costaba de un servicio y la ducha. Kirtash cerró la puerta, y se metió dentro.

Mientras estaba bajo el agua, seguía pensando, con el olor del champú aflorando por el cuarto
. “¿Y quién es él, y como es que se le conoce como Sicarius? Eso ya da para mal pensar. ¿Y si solo quiere parecer simpático conmigo y luego matarme, y vender mis órganos por ahí? ¿Estará casado, tendrá hijos? Kirtash, ¿¡¡qué tiene que ver eso con su apodo!!?” Casi golpeó la pared de pura rabia consigo misma, pero no llegó a hacerle nada, por lo que le sorprendió que se escuchara un ruido. Cerró el grifo y salió de la ducha, poniéndose una toalla alrededor del cuerpo, y otra más pequeña en la cabeza, para encerrar en ella sus cabellos y no mojar el suelo. Agarró la pastilla de jabón y el bote de champú… abrió la puerta muy lentamente para mirar, y vio un hombre moviéndose por el cuarto, por lo que salió rápidamente
. – ¿Quién eres tú? Que sepas, que tengo esto y no dudaré en usarlo contra ti. – Amenazó, señalando los utensilios de ducha que había sacado. Usaría el champú para dejarlo sin vista y luego el jabón como proyectil hacia la entrepierna, lo tenía bien pensado.

– Señorita… solo le he traído el almuerzo… –
Explicó el hombre, que había dejado un carrito lleno de comida al lado de la cama, y que justo cuando Kirtash había salido, lo había pillado husmeando en su ropa. El hombre se había quedado mirando a Kirtash cuando salió del baño, pero con la mirada asesina que Kirtash solía tener, y más aún con gente desconocida de la cual sospechaba, obligó a que el hombre retirase su mirada y se fuera sin decir palabra alguna del cuarto, dejándola sola de nuevo, pero con un montón de comida. Suspiró, y se tumbó en la cama. En pocos minutos comió todo lo que pudo hasta llenarse, y más, y con ello había dejado la mitad de los alimentos para que su compañero tuviera que comer al volver. Y así pasó el rato, sin hacer nada, vistiéndose y peinando sus cabellos, tirada en el suelo que correspondía a su lecho esa noche mientras esperaba, impacientándose. Perdió la noción del tiempo dibujando en la pared rasgándola con el pequeño tridente.
avatar
Kirtash Nightmare
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 22
Localización : Beyond this people ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por sicarius el Vie Mayo 27, 2011 11:02 am

Ese día fue un día muy duro. Desde que volvió a la cubierta, la primer tarea que le asignaron fue la de limpiar toda la parte superior del barco. Absolutamente todo, desde los mástiles hasta el mismo suelo de la embarcación. Eso nada más le llevó casi todo el día y gran parte de la tarde. Apenas si había tenido un pequeño descanso para almorzar, apenas unos diez míseros minutos, y unos minutos más a media tarde. En una situación normal, tal vez hubiese creído que el capitán del barco o alguno de sus allegados tenía algo contra él. En este caso, no lo creía, lo sabía. El mismo sujeto al que había amenazado, por así decirlo, y que le había permitido subir era el que le deba las tareas. Todo cerraba perfectamente y, como no quería hacerlo enojar más por miedo a que lo saquen del transporte tanto a él como a Kirtash, prefirió guardar silencio y dejarlo dar las órdenes libremente.

Al final, pudo liberarse recién después de que el Sol se hubiera ocultado completamente y la noche cayera sobre ellos. Estaba bastante cansado y solo deseaba irse a dormir. Sin embargo, antes de encaminarse hacia su habitación, decidió tomar un baño en unas duchas que había en lo que era una suerte de vestuario para los marineros nuevos especialmente. Era un lugar pequeño y no muy limpio, pero lo suficientemente decente como para pertenecer a ese tipo de embarcación. Fue una ducha rápida, no quería estar mucho tiempo más fuera de su cama. Luego se cambió de ropa y se dirigió a su habitación. Al entrar, dio un vistazo a Kirtash. Parecía que se había dado un baño, al acercarse para saludarla pudo sentir un lindo aroma proveniente de su pelo. Estuvo a punto de saludarla con un beso, pero estaba algo cansado para hacer bromas. Hizo un gesto con la cabeza y se dejó caer sobre el colchón.

- Hoy fue un día muy largo. Voy a dormir, linda. Buenas noches. -

Sin más, cerró los ojos y se dejó vencer por el sueño.

OFF: perdón el post corto, es para acelerar la llegada a Loguetown
avatar
sicarius
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 25
Localización : Right behind your back

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por Kirtash Nightmare el Vie Mayo 27, 2011 1:04 pm

La chica había seguido con sus interminables pensamientos paranoicos durante el resto de lo que quedaba de día, hasta que al fín, el peliazul entró por la puerta tras el día entero de trabajo. Era lo que Kirtash había estado esperando. Iba a asaltarle con preguntas, explicaciones e incluso, acusaciones, pero al ver la cara de cansancio que traía se le olvidó todo, en un abrir y cerrar de ojos. Vio como se dirigía directamente a la cama, y se dejaba caer sobre ella, pronunciando algunas palabras antes de caer dormido. A la pelirrosa no le había dado tiempo ni a responder.

Con todo, dejó de arañar la pared con el corto tridente, guardándoselo entre las ropas, mientras que dejaba su guadaña en el suelo, junto la bandana del pelo, para irse ella también a su rinconcito en el suelo dónde iba a pasar la noche, como sustituto de la cama. En el suelo no se estaba tan mal, y aunque seguía siendo víctima de la curiosidad, acabó conciliando el sueño.

Pronto llegarían a su destino.
avatar
Kirtash Nightmare
Pirata recién zarpado

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 17/05/2011
Edad : 22
Localización : Beyond this people ~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Al día siguiente

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.